JULIA B.

Vive en Recoleta. La atiende Rosa Pastene. 

Tiene 65 años. Está amputada de la pierna izquierda y se dializa. Está ciega y tiene artritis. 

Esta sola todo el día. Tiene una hija que vive de allegada en su casa con sus cuatro hijos pero no se preocupan en absoluto de ella y están fuera todo el día incluso los fines de semana. 

La más de las veces la Asistente Comunitaria que la visita, se encuentra que no ha comido. Ella recibe una pensión solidaria y de ahí paga el arriendo. Su situación económica es tan mala que el grupo de Asistentes comunitarias, cuando pueden le llevan comida. Le consiguieron una silla de ruedas

La visitan dos y tres veces a la semana y la llevan a sus controles médicos, para poder hacerlo tienen ellas que pagarle la  movilización.